¿Qué Buscas?

Búsqueda avanzada
Selecciona en donde deseas Búscar

Le quattro volte

una película de Michelangelo Frammartino

SINOPSIS DE LA PELÍCULA

Editar o añadir sinopsisUn pueblo calabres encaramado en unas altas colinas desde las cuales se divisa a lo lejos el mar Jonico, un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, donde las piedras tienen el poder de cambiar los acontecimientos y las cabras se detienen a contemplar el cielo. Aqui pasa sus ultimos dias un viejo pastor. Esta enfermo, y cree que ha encontrado el medicamento adecuado en el polvo del pavimento de la iglesia y que toma cada noche disuelto en agua.

En la superficie de tierra negra de una majada, una cabra pare un chivo blanco. Las molestias del nacimiento duran solo unos instantes: sus ojos se abren enseguida, las patas le sujetan ya el peso del cuerpo. La pantalla se llena de esta nueva presencia. El chivo crece, se fortalece, empieza a jugar. El dia antes de su primera salida, sin darse cuenta, se queda retrasado respecto al resto del rebaño y se pierde entre la vegetacion hasta que, agotado, se deja caer a los pies de un majestuoso abeto blanco.

El gran arbol oscila en la brisa de la montaña. El tiempo pasa, las estaciones cambian deprisa, y el gran abeto tambien. El rumor de su follaje colma el silencio. De improviso, se oye un sonido mecanico.

El abeto yace en el suelo. Ha sido mutilado, reducido a su esqueleto: su madera blanca es transformada en carbon a traves de la labor tradicional de los carboneros del lugar. La mirada se pierde en el humo de las cenizas.

  •  
   

Comentarios de la película “Le quattro volte”


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.210.85.190

   
  Puntuación: 5.50/10 de 64 votos






Últimas Películas, documentales o series que se han visto

Transformers: La era de la extinción
Crumb
comidos vivos
Cumbres borrascosas
Bienvenidos a la casa de muñecas
Doraemon y el tren del tiempo
Chantaje
infielmente tuyo
Jekyll
American pie 3: ¡menuda boda!.
Avida