¿Qué Buscas?

Búsqueda avanzada
Selecciona en donde deseas Búscar
Noticias de Películas

San Sebastián 2016: Snowden y Yo Daniel Blake

22 de Septiembre de 2016 12:05:30 | 490 Lecturas | Via: ElMulticine.com
Si hay una relacion entre 'Yo, daniel blake' y 'Snowden' es su discurso encaminado a conseguir la empatia del espectador, la comprension y toma de postura del que se acerca a la pelicula, no para que saque sus propias conclusiones, sino para que coincida con las de sus artifices. 'Yo, daniel blake' (supongo que sera su titulo en España) es la tipica pelicula dirigida por Ken Loach y escrita por su guionista fetiche, Paul Laverty, encargada de reflejar la problematica de las clases obreras y humildes en Gran Bretaña. Venia con la credencial de ganar la Palma de Oro del pasado Festival de Cannes, pero lo cierto es que Loach la acomete con cierta torpeza.

Tiene un buen arranque que hace esperar mas, utilizando el humor de forma sabia como forma de retratar a su personaje principal y sus kafquianas circunstancias: un Daniel Blake que el actor Dave Johns interpreta de manera muy convincente. Pero la pelicula va perdiendo fuelle y poco a poco se revela la tramoya del simplismo de su planteamiento: los funcionarios son practicamente unos demonios en el planteamiento de Loach, unos encargados de llevar a cabo las reglas diabolicas que les son otorgadas sin corazon ni conciencia. Esa exageracion hasta el maniqueismo hace que pase desapercibida la importancia de lo que se nos esta contando en realidad: como esas reglas del juego afectan a la vida de las personas. Como pelicula, pasa de estimulante a aburrida por reiteracion a lo largo de su metraje.

Decir de Snowden que tiene un discurso excesivo seria como llamar la atencion sobre la blancura de la nieve, tratando de Oliver Stone y de la polemica figura del analista de la CIA, traidor para unos, heroe para otros. No voy a hacer spoiler, creo, al decir que Stone se posiciona como partidario de las motivaciones de Edward Snowden, y emplea dos horas de correcto cine para justificarlas. Oliver Stone es tan buen cineasta, y cree tanto en lo que cuenta, que un esceptico de la teoria de la conspiracion puede terminar JFK creyendose cada uno de sus postulados. Algo de eso hay en 'Snowden', aunque sin la misma fuerza, ni mucho menos. El realizador parece presentar el filme como un thriller de espias en esa habitacion de hotel en la que se oculta el analista, y en la que va a revelar su historia al mundo, pero pronto comienzan los flashbacks que convierten la cinta en un biopic que nos va relatando la evolucion de Snowden de patriota convencido a patriota descreido, dejando caer de paso la decepcion de Oliver Stone con la administracion Obama, junto a la falta de privacidad de las redes sociales. Todo lo atraviesa un trazo grueso, pero bien llevado, que se recrea demasiado en justificar los motivos de las filtraciones, y quizas acelera demasiado en sus ultimos compases, al pasar muy por encima, casi a traves de flashes informativos, todo el periplo de Edward Snowden como apatrida tras las filtraciones.



Como siempre, Oliver Stone clava el casting hasta el ultimo secundario, incluyendo a un impagable Nicholas Cage como uno de los mentores de Snowden, e incluso utilizando de forma astuta la imagen de Scott Eastwood para trazar un contrapunto a la figura de su protagonista., con una mencion especial para Joseph Gordon-Levitt en un papel que borda, especialmente en su registro vocal.
  •  
  •    

Comentarios de la noticia “San Sebastián 2016: Snowden y Yo Daniel Blake”
  

Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.206.177.17