¿Qué Buscas?

Búsqueda avanzada
Selecciona en donde deseas Búscar
Noticias de Películas

Madres de ficción a la altura de las madrastras de los cuentos

04 de Mayo de 2014 10:00:01 | 604 Lecturas | Via: 20minutos.es
  • A pesar de que las malvadas madrastras de los cuentos se llevan toda la mala fama, tambien hay algunas madres biologicas de ficcion mas malas que la quina.
  • Como 20 minutos hizo por el Dia del Padre, aprovechamos la celebracion este domingo del Dia de la Madre para recopilar algunos malos ejemplos de maternidad que nos brinda la ficcion.
  • Caperucita Roja, Eric Cartman y Leonard, de The big bang theory, son algunos personajes marcados por sus progenitoras.

La culpa de todo la tienen los cuentos infantiles. ¿Quien le da a comer a Blancanieves una manzana envenenada? Su madrastra. ¿Quien convierte a Cenicienta en su criada y le impide ir al baile mas animado del reino? Su madrastra. ¿Quien convence al padre de Hansel y Gretel de abandonar a los niños en el bosque con la excusa de que no hay dinero suficiente para alimentarlos? Efectivamente.

Uno diria que, por regla general, las madrastras son perfidas: cuando las exigencias del guion obligan a meter a alguna progenitora malvada, los autores suelen echar mano de mujeres casadas en segundas nupcias. Luego llega el Dia de la Madre y a las pobres madrastras, oprimidas por una mala fama injusta, les entra el bajon. Madrastras del mundo: animaos. Puede que no abunden las madres malvadas en el cine, la literatura y la musica, pero haberlas haylas. He aqui diez malas formas de ejercer la maternidad:

Madre negligente. ¿Que les parece alentar a una niña a que cruce sola un bosque por el que campan animales salvajes? Pues eso hizo la madre de Caperucita Roja. Señora: si realmente es tan importante llevarle huevos, leche y miel a la abuelita, ¿no podria acercarse usted directamente, o al menos acompañar a la niña? "Ten cuidado con el lobo y tal", le advierte la muy negligente, sin darle siquiera a Caperucita un cuchillo de monte con el que defenderse. A pesar de que en los ultimos años se han impuesto finales edulcorados, con leñadores salvadores incluidos, en el cuento original de Perrault la cosa acababa muy mal. Como es logico.

Madre arpia. Interponerte entre tu hija y su novio esta feo, incluso aunque tu le hubieras echado el ojo primero. Si la tentacion llama a tu puerta, quiza puedas aprender de los errores ajenos viendo el comportamiento de Mrs Robinson en la pelicula El Graduado (Mike Nichols, 1967). Moraleja: si tienes previsto seducir a un jovencito al que doblas la edad, antes de dar ningun paso piensa en si cabe la posibilidad de que tu ligue acabe emparejandose con tu hija. Bueno, y tampoco estaria de mas tener en cuenta los sentimientos del señor Robinson, si lo hubiere...

Madre malcriadora. En el apartado de niños malcriados y sobrealimentados, Eric Cartman, el personaje de la serie de dibujos animados Southpark, es uno de los que se llevan la palma. ¿Y acaso la culpa es de su malvada madrastra? No señor: la culpable es su madre, Liane Cartman, que lo mima sin medida. Obedece a su hijo cada vez que tiene una rabieta, le anima a hincharse a bolitas de queso mientras ve la television e insiste en que su hijo, cuyo cuerpo abulta el doble que el de sus compañeros de clase, no esta gordo, sino que es "de huesos anchos" y "esta fuertecito". ¡Que alguien llame ya a Supernanny!

Madre desquiciante. Si no quieres que tu hijo acabe imitando tu voz, poniendose toquilla y peluca con moño y convirtiendose en uno de los asesinos en serie mas famosos de la historia, no le agobies: dejale ser el mismo y dale un poco de libertad. No sigas el ejemplo de la señora Bates, que dejo a su hijo Norman con el cerebro hecho pure de calabacin. El personaje fue creado por Robert Bloch (1960), aunque vue la version cinematografica de Psicosis, rodada por Alfred Hitchcock y protagonizada por Anthony Perkins, la que lo hizo inmortal.

Madre fanatica. El extremismo religioso y la educacion de una adolescente no maridan bien.  No es buena idea ocultarle a tu hija la existencia de la menstruacion, impedir que se relacione con chicos, encerrarla en el armario cuando no obedece... Asi es como educo Margaret White a su hija Carrie (Stephen King, 1974). No sigas su ejemplo. Y, si ignoras nuestro consejo, no nos vengas luego llorando cuando tu hija utilice sus poderes telequinesicos para acabar contigo...

Madre sobreprotectora. Entre los personajes que pululan por ese gran disco conceptual que es El Muro (Pink Floyd, 1979) destaca la ominosa figura de la madre sobreprotectora y la reflexion sobre hasta que punto esto puede llegar a afectar a la personalidad. "Mama chequeara a todas tus novias", "mama siempre averiguara donde has estado", "mama te tendra bajo su ala y no te dejara volar, aunque puede que te deje cantar", rezan algunas de las estrofas. Espeluznante, ¿verdad?

Madre tirana. La protagonista de la obra de teatro La casa de Bernarda Alba (Federico Garcia Lorca, 1936) se ha acabado convirtiendo en un arquetipo del autoritarismo y la represion. Una madre tirana que tiene a sus cinco hijas prisioneras en su propia casa, esclavas del que diran y de la obsesion de guardar las apariencias.

Madre psicopata. El pobre Jason, que en la sangrienta saga de Viernes 13 (Sean S. Cunningham, 1980) se carga a los insensatos que acampan cerca de Crystal Lake ataviado con una mascara de hockey, se lleva toda la mala fama. ¿Pero podria ser que Jason no fuera en realidad mas que una victima de sus genes? Que conste en acta que la primera en asestar puñaladas a diestro y a siniestro con un cuchillo de cortar queso fue su madre, Pamela Voorhees. Y, como todos sabemos gracias a Mendel y su experimento con guisantes, estas cosas se heredan...

Madre codiciosa. La odiosa protagonista de Flores en el Atico (V.C. Andrews, 1979), Corinne Dollanganger, fue escogida como la peor madre de ficcion de la historia por BookFinder.com. Meritos no le faltaban a esta señora: mantener encerrados en un atico a sus cuatro hijos para poder cobrar una herencia y hacerles perrerias diversas como darles a los niños donuts espolvoreados con venenillo. Ni la madrastra mas mala es tan mala como mama Corinne.

Madre fria. Si tratas a tu vastago no como a un hijo, sino como a un especimen al que someter a todo tipo de experimentos, no te extrañes luego si no se entusiasma ante la perspectiva de hacerte una visita. A Leonard Hofstadter, uno de los protagonistas de la serie Big Bang Theory, le entran sudores frios cada vez que su progenitora, la psiquiatra y neurologa Beverly Hofstadter, se deja caer por alli y desgrana delante de sus amigos todo tipo de humillantes sucesos de su niñez. Es verdad que Sheldon Cooper (cuya madre esta obsesionada por la religion) y Howard Wolowitz (cuya escatologica progenitora se comunica con el a grito limpio) tampoco han salido muy bien parados... Pero al menos ellos no tuvieron que fabricarse una maquina de abrazos para sentir un poco de calor humano, como hizo el pobre Leonard cuando era niño.

  •  
  •    

Comentarios de la noticia “Madres de ficción a la altura de las madrastras de los cuentos”
  

Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.227.76.35