¿Qué Buscas?

Búsqueda avanzada
Selecciona en donde deseas Búscar
Noticias de Películas

Día 7: Un mal día en la oficina del SEFF

15 de Noviembre de 2019 11:10:01 | 0 Lecturas | Via: ElSeptimoarte.com

La antepenultima jornada del Festival de Cine Europeo de Sevilla se presentaba con esa sensacion de handicap que suelen tener los festivales que estan cerca de su conclusion, la de que lo mas apetecible ya habia pasado por las salas de los Cines Nervion Plaza. Esto no supone un problema porque todavia quedan un par de titulos importantes por asomarse en el SEFF y porque algunos de los que ya vistos pueden recuperarse en los dias que faltan, pero si mantiene ese "feeling" de pena que es dificilmente consolable.

Una de los que aun quedaban por pasearse por las sesiones del SEFF era la segunda version que Bruno Dumont ha hecho de la leyenda de Juana de Arco. Y es que hay algo en los ordagos del cine de Dumont a tematicas de prestigio que inexplicablemente causan admiracion. Su 'Jeanne', una mezcla de excentricidad, elocuente verborrea y pop moderno, es irracionalmente plausible. Con dos espacios (le encanta la arena a este hombre) y secuencias estiradas hasta el limite, Dumont juega al despiste de la desmitificacion de la niña mas famosa de Francia repitiendo formula: estrafalarios personajes dentro de un mismo circulo narrativo.

La pelicula no supone ningun problema para aquellos ya familiarizados con el peculiar estilo del director frances (hay momentos muy 'La alta sociedad', ganadora aqui hace 3 años), pero no ameniza la llegada a los recien llegados. Lo que mas consenso generara sin duda es la actuacion de Lise Leplat Prudhomme, que ya salia en el musical que sirve de precuela semioficial, 'Jeannette, l'enfance de Jeanne d'Juana de arco ( the story )'. Su papel lleno de coraje y decision aguantando primeros planos eternos es objetivamente digno de elogio.

Como si el dia fuese un tablero de guerra, las fichas trasladaban la accion desde Francia a Rusia, concretamente a la Primera Guerra Mundial. Con 'A Russian Youth', de Alexander Zolotukhin, se siente una impotencia mayuscula al estar delante de obras de supuesta envergadura por no entender ninguno de sus objetivos como pelicula. Desajustada completamente y con un libertinaje narrativo bastante perjudicial, los 72 minutos de metraje comienzan con extrañez, se vuelven anodinos y terminan empujando al espectador a la resignacion vital.

Algo muy interesante que sucede en 'A Russian Youth' es que el montaje solapa el relato con los ensayos de la orquesta que compone su banda sonora. Los rostros de los miembros de la orquesta transmiten una sensacion de reflejo de lo que el espectador siente con cada cambio de ritmo en el sonido del filme, si bien esta forma de narrar la historia no aguanta mas de tres estocadas y supone un añadido mas para terminar de salir de una pelicula que podria decirse que no esta hecha para cualquier paladar cinefilo.

El dia iba a mejorar en sensaciones con la italiana 'Twin Flower', un drama adolescente bastante solvente gracias a sus dos actuaciones protagonistas (mas potente la de Kallil Kone que la de Anastasiya Bogach) y que tiene a la 'Moonlight' de Barry Jenkins como su referente visual mas cercano. La cinta de Laura Luchetti cuenta con un precioso tratamiento de la imagen donde los planos generales, coloridos y oscurecidos en equilibrio, contextualizan a la perfeccion el sentir y el accionar de los dos protagonistas del relato.

Hay tramos donde la pelicula se desinfla y necesita del ritmo que le imprime el elemento del thriller que posee el relato, pero la historia, un abrazo juvenil a las almas mas abandonadas por la sociedad (inmigracion y orfandad) en clave de inclusion etnica, esta contada con tacto e impetu, cerrandose con un abrazo precioso a orillas de un riachuelo en clara alusion a que los obstaculos no frenan el curso del agua o lo que es lo mismo, que la vida sigue y las dificultades se superan.

La ultima pelicula del dia iba a suponer la trampa de este festival. Valentyn Vasyanovich traia 'Atlantis', un filme sobre los estragos que el ser humano sufre tras una guerra, pero nada mas lejos de la realidad. La cinta emana de un cine calcado (en fondo y forma) al del tambien ucraniano Sergei Loznitsa, donde los arquetipos del discurso del bueno de Sergei estan presentes: proceso de montaje minimalista (a menos corte, mas arte), elevacion al cubo de reiteraciones narrativas (mejor identificar hasta los piojos de 3 cadaveres en vez de 1) y caminantes blancos en vez de personajes (el que emocionase durante el rodaje tenia multa).

Tal y como le sucede a Loznitsa, parece que Vasyanovich es un virtuoso de la imagen y que sabe moldear la luz del mil formas, pero seria de agradecer que se cambie un poco el registro y que haya historias narradas sin que sean documentales de Jon Sistiaga. Y no es porque sean malos los docus del periodista español, en absoluto, sino porque la versatilidad deberia ser algo concebible en cineastas del talento de Loznitsa o de Vasyanovych. Que hagan las pelis que quieran y como quieran, pero si se exigen ellos mismos y se atreven a mutar sus discursos, gana el cine.

Como se suele decir en argot laboral, el de hoy ha sido un mal dia en la oficina, pero esto forma parte de la vida de un festival de cine, el ver peliculas y sorprendente para mal tambien, el conocer otro tipo de miradas y aproximaciones a la narracion cinematografica que aunque esquiven el gusto personal suponen como un sabor nuevo que la boca palpa. De estos dias se acordara el habitual del SEFF dentro de unas semanas, cuando piense que ojala hubiese tenido este mal dia de peliculas en ese mismo dia, porque significaria que todavia esta operativo el SEFF.

That's what I say.

Por Jesus Sanchez Aguilar
@JesAg_


Click aqui para mas informacion

  •  
  •    

Comentarios de la noticia “Día 7: Un mal día en la oficina del SEFF”
  

Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.205.60.226